Un año de muertos vivientes

Estamos en los prolegómenos de un artículo periodístico. El autor pretende escribir un texto rápido sobre la nueva temporada de ‘The Walking Dead’, la cuarta, que volverá a la televisión estadounidense el 9 de febrero de 2014 y, si no queda más remedio, también sobre la quinta, que llegaría en octubre. Está nervioso. Se ha despertado tarde y tiene pendiente todavía una conferencia sobre la creatividad léxica en los textos manuscritos postalfonsíes. Luego, el plan es pasar la tarde en un estricto silencio, muy dentro de sí, tal es su costumbre.

Sobre la mesa, una fotografía difundida por la AMC revela la primera imagen del capítulo nueve de la cuarta temporada de la serie (‘The Walking Dead’, 2010), basada en el cómic creado por Robert Kirkman y dibujado por Tony Moore. El autor puede comprobar que uno de los personajes, Carl, se encuentra cerca de dos muertos vivientes, en un escenario alejado de la prisión en la que se escondieron los protagonistas durante la primera y tercera temporada.

La fotografía resulta inquietante. Sólo aquellos que conozcan la historia por los cómics intuirán los acontecimientos posteriores al ataque del Gobernador a la penitenciaria, con sucesos tan peligrosos como los de Woodbury. Más allá, el secretismo es absoluto. Apenas una declaración de intenciones. Greg Nicotero, productor de la serie, aseguró hace unos días que sí, que el primer capítulo de la tanda que completa la cuarta temporada será muy fiel a la historia de los cómics. En ella, Carl y Rick tienen que buscar un nuevo refugio donde cobijarse, defenderse de los muertos vivientes y reflexionar ante los nuevos tiempos.

En fin. El resto es esperar. Estamos en las postrimerías de un artículo periodístico y el autor, además de pensar que cualquier tiempo pasado fue anterior, tiene un par de cosas más que decir. Tomamos nota. En series como ‘The Walking Dead’ fusilar a alguien de frente o por la espalda está bien. Eso, y que lo importante no es saber, sino estar cerca del que sabe. Palabra de muerto viviente.

Álex Azkona

desde Zaragoza



¿Quiéres saber más de mí?
Todas mis entradas    |    Ficha de autor

6 comentarios sobre “Un año de muertos vivientes

  • el 19 enero, 2014 a las 21:13
    Permalink

    Que se mueran todos. Por haber convertido un cómic tan bueno en una serie de porquería.
    En serio, hay algún personaje -o mejor dicho actor- que no sea detestable? Y no, Daryl no cuenta porque en el cómic no está. Toma el recado.

    Respuesta
    • el 19 enero, 2014 a las 21:38
      Permalink

      Oiga usted señorita: un respeto por las series de entretenimiento. Dicho esto, no se me ocurre ningún otro argumento a mi favor.

      Respuesta
  • el 20 enero, 2014 a las 1:54
    Permalink

    Yo soy de esos locos que le da varias oportunidades a las “versiones”. Me da igual que sea una película de un libro, un cómic de una serie o un poema épico que adapte un rap de la vieja escuela. A lo que voy es que no soy de esos dogmáticos que se ofenden si cada palabra del libro no aparece en la película.

    Algunos detalles obviados no desfiguran el resultado y otros añadidos a veces hasta mejoran el potaje…

    Sin embargo hay casos y casos. En el de este cómic covertido en serie, cabría decir que estoy un poco de acuerdo con Talita… He “disfrutado” viendo como convertían la trama de Kirkman para la televisión y lo entrecomillo porque aunque me parecía interesante poder ver la serie y continuar el cómic sin miedo a desvelarme cosas uno de otro, el resultado final de la serie no es que esté siendo muy bueno…

    Ya no es sólo el baile de personajes, que se simplifica para encajar en el metraje y la diferencia sistemática de transiciones, hechos importantes y muertes estelares que son entre uno y otro como la noche y el día. Es la escasa similitud entre el bizarro y vertiginoso ritmo del cómic con el desarrollo de la serie.

    Eh… Aún así me la estoy tragando. Me gustó que por fín el final de la tercera temporada viéramos un poco más del cómic y un poco menos de las invenciones de los guionistas. De hecho no les vendría mal darle la vidilla que tienen las viñetas tras la etapa de la cárcel, porque si no va a hacerse insoportable de seguir…

    Respuesta
    • el 20 enero, 2014 a las 15:37
      Permalink

      Cierto. No es lo mismo ver la tele que leer un cómic. Yo en una serie busco entretenerme, sin más. Ahora, un cómic prefiero disfrutarlo a suaves lametones.

      Respuesta
  • el 23 enero, 2014 a las 12:57
    Permalink

    No puedo esperar al 9 de febrero! Ese día comienza el torneo de fútbol argentino. De esta serie me bastó el primer capítulo. Aunque, pensándolo bien, hay varios zombies en el torneo local…
    Igual no me queda claro cómo se da cuenta de quién es el que sabe para andarse cerca de él.
    Saludos!

    Respuesta
    • el 23 enero, 2014 a las 13:14
      Permalink

      El que sabe surge de aplicar un principio básico: Si alguien sale corriendo de repente, es que sabe. Muchas gracias por comentar.

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *