Poker Night 2, o cuando el poker es lo de menos…

Poker Night 2 nace con la premisa de ser un juego de poker donde jugar al poker es secundario. Telltale Games ha dado a luz por segunda vez una combinación extraña y bizarra de personajes y escenarios en la que buscar parejas o ir de farol es menos interesante que escuchar las conversaciones de nuestros compañeros de mesa y sus continuas divagaciones. Unos compañeros de mesa sacados de diversos escenarios a cada cual más rocambolesco: Sam, el perro de Sam & Max, Ash Williams, nuestro manco cinematográfico favorito de Evil Dead, Claptrap de Borderlands y Brock Samson, de la serie animada The Venture Bros comparten tapete y anécdotas en un local ficticio llamado The Inventory, donde trasnochan otros personajes conocidos como el compañero de Sam, Max o Moxxi, la camarera de la saga de Borderlands. Unas timbas organizadas por la crupier más inverosímil que podamos encontrar: GlaDos, de Portal.

[img_reflect_center title=”Poker Night 2″ src=”http://www.elninhonaranja.es/wp-content/uploads/2013/05/players-e1367831117347.jpg”]

Está claro que con estas presentaciones si no se tiene un mínimo de conocimiento de los personajes que participan o del universo donde están metidos, las conversaciones no tendrán gracia ni sentido. Ver a Ash subir las apuestas para ver si puede arreglar el Oldsmobile  (El coche que conduce en la saga de Evil Dead y que ha salido en todas las películas de Sam Raimi) o a GlaDos metiendo prisa para acabar porque tiene que seguir con sus experimentos son situaciones divertidas al entender las referencias constantes que van apareciendo. Si a todo esto añadimos que dependiendo de la plataforma donde jugemos (PC, Xbox, PS3) obtendremos objetos únicos para nuestro avatar o nuestros personajes de Team Fortress 2 nos encontramos con un juego por y para verdaderos jugadores que no les importe demasiado el poker, pero tengan ganas de obtener objetos y características únicas para sus perfiles sociales de las plataformas mencionadas.

Poker Night 2

Los objetos desbloqueables no acaban aquí. Además de los diferentes objetos para los otros juegos que podemos obtener, a medida que ganamos timbas obtenemos dinero del juego con el que podemos comprar fichas, tapetes y personalizaciones para darle al bar The Inventory un aspecto único basado en los mundos de cada personaje, desde un local psicodélico basado en The Venture Bros a un bar oscuro y lleno de humo sacado de una película de cine Noir basado en el despacho de Sam & Max. Unos escenarios únicos que alargan la experiencia del juego al añadir características y situaciones nuevas para cada personaje. Algo que se agradece porque si de una cosa peca Poker Night 2 es de la repetición hasta la saciedad de según que comentarios de los personajes, algo normal después de unas cuantas horas de juego, pero muy cansino y desagradable cuando Ash repite el chiste al foldear sus cartas por decimonovena vez.  Y si finalmente nos cansamos de jugar al poker, también tenemos la posibilidad de cambiar las reglas de juego al estilo Omaha, una variedad del poker no muy conocida donde en vez de comenzar con dos cartas, se comienza con cuatro.

Un juego bastante recomendado para todo aquel que quiera gastarse unos cinco euros en perder unos minutos jugando al poker contra unos personajes muy peculiares

BigLoke

desde Barcelona



¿Quiéres saber más de mí?
Todas mis entradas | Ficha de autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *