‘Oblivion’ ofrece giros argumentales de thriller, para que no todo sean efectos especiales

Aunque los tiempos corren como corren, el sábado me lié la manta a la cabeza y decidí ir al cine, estuve repasando la cartelera y me decidí por la típica superproducción yanqui, ‘Oblivion’, con el segundo tío con más barras y estrellas en el pecho que puede hacer una peli (todos sabemos que el primero en ese ranking es Nicholas Cage). Sin más, y al ser una película en la que lo que me esperaba eran unos buenos efectos especiales y poco más, pensé en una pantalla grande en una famosa cadena de cines, (para no hacer publicidad le pondremos el nombre de Kinepolis). En otra ocasión os contaré mi impresión sobre el “Nuevo Kinepolis”, pero vamos al lío, que es la peli en sí misma.

Como aficionado a las películas catastrofistas y sobre futuros inciertos, he de decir que la primera vez que vi el anuncio me llamó la atención, pero no me metí mucho a investigar de que iba exactamente, así que me dispuse a absorber todo lo que la sala 25 (la gigante) del cine tenía que ofrecerme esa tarde-noche.

El argumento de la película es relativamente típico: Año 2070, una especie alienígena intenta conquistar la tierra, tras destruir la luna (imagen que me recordó demasiado a aquella de ‘El tiempo en sus manos’ (el remake de esa obra maestra de 1960 ‘La máquina del tiempo’, en la que los humanos volamos la luna para hacer campos de golf… no comment). Al destruir nuestro satélite, los extraterrestres hicieron que las mareas y el resto de los influjos lunares sobre la tierra se alterasen y para echarles los seres humanos, en nuestra infinita sabiduría les atacamos con armas nucleares así que destruimos la posibilidad de habitar la tierra (algo bastante factible siendo los virus que somos), el caso es que toda la humanidad que sobrevive se monta en una nave gigante y se va hasta que se construya la “Nueva Tierra” en un satélite de Júpiter (creo recordar).

[img_reflect_center src=”http://www.elninhonaranja.es/wp-content/uploads/oblivion_01.jpg” title=”Oblivion”]

El caso es que en la tierra solo quedan dos personas Tom Cruise y Andrea Riseborough, que son el equipo que se encarga de reparar los drones que vigilan que las maquinas que extraen los recursos del planeta (para llevárselos a “Nueva Tierra”) no sean atacadas por los aliens que aún siguen en la tierra. La presentación de la historia está bastante bien hilada, bajo mi humilde opinión, el argumento empieza a ponerse interesante cuando caen del cielo unas cápsulas de la vieja NASA con una superviviente, Olga Kurylenko, con la que Tommy sueña todas las noches, incluso antes de su llegada… y para rematar llega el GIGANTE Morgan Freeman para desmontar todo su mundo idílico.

Guiños USA!! USA!! muy al gusto de Tom Cruise, carreritas muy al gusto de Tom Cruise ¿Alguien recuerda alguna película en la que el amigo Tommy no salga corriendo? (Repuesta: Imposible, no existe). Efectos especiales buenos y no excesivos.

En resumen, una película muy entretenida, con un par de escenas de acción bastante bien elaboradas, y una historia de las que cuando acaban dices… ¿Entonces él era….?
 
 

Película: Oblivion
 
Dirección: Joseph Kosinski
Guión: Karl Gajdusek y Michael DeBruyn; basado en una novela gráfica de Joseph Kosinski
 
País: USA Año: 2013
Duración: 125 min Género: Ciencia-ficción
 
Interpretación: Tom Cruise (Jack), Olga Kurylenko (Julia), Andrea Riseborough (Victoria), Morgan Freeman (Beech), Nikolaj Coster-Waldau (Sykes), Melissa Leo (Sally), Zoe Bell (Kara)
 
Música: Anthony Gonzalez y M83
Fotografía: Claudio Miranda
 
Distribuidora: Universal Pictures
Estreno en España: 12 Abril 2013
Oblivion

Alex NP

desde Madrid



¿Quiéres saber más de mí?
Todas mis entradas    |    Ficha de autor

2 comentarios sobre “‘Oblivion’ ofrece giros argumentales de thriller, para que no todo sean efectos especiales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *