Intrigas y arte en ‘El maestro del Prado’

No es que sea muy amigo de los bestsellers, pero tampoco soy un detractor que demoniza a todos los que tienen éxito, en algún aspecto de la vida. La frase “Me gustaba, pero es que ahora le gusta a todo el mundo” me la toca bastante, si te gusta te gusta, y eso me pasa a mi con Javier Sierra, amén de seguirle en sus apariciones en radio (escucho ‘Milenio 3’ todas las semanas) suelo leerme ávidamente los libros que escribe, una mezcla de esoterismo, fantasía e historia, el último que ha editado ‘El Maestro Del Prado’ supuestamente es una historia verídica que le ocurrió a él, cuando era estudiante de periodismo. Vamos con el asunto.

¿Que nos vamos a encontrar?

La edición que he tenido el placer de leerme, viene muy bien organizada, (esperemos que cuando saquen ediciones distintas conserven esa esencia). El libro nos lleva de la mano para pasear por el arte, centrándose en el Prado. Con cada referencia a un cuadro, una reproducción a toda página del mismo con una calidad bastante alta, de esa manera no necesitamos (que no nos vendría mal) tener un ordenador, tablet o smartphone a mano para consultar alusiones. También incluye un glosario al final del libro de todas las citas empleadas en la novela, me recordó a los libros de “Catedra” que leíamos en el instituto.

Vamos al contenido en si.

La historia se desarrolla en los pasillos del Museo del Prado de Madrid y la biblioteca del monasterio de San Lorenzo del Escorial.

Todo Comienza en una fría tarde que Javier Sierra, siendo aún veinteañero, se refugia en el museo madrileño, a deleitarse con el arte allí guarecido  (y a resguardarse del frío de manera gratuita), esa tarde al quedarse prendado en un cuadro de la pinacoteca, se le acerca un extraño personaje y le pregunta si quiere que le enseñe todos los secretos que encierran las obras del museo, obviamente Javier acepta y a partir de ese momento comienza una clase magistral que se dilata durante meses sobre referencias históricas, culturales y de fe, de los autores de los lienzos, mezclando misterios religiosos con enigmas reales y actuales, la trama nos lleva de la mano a adentrarnos en el recorrido artístico y las incógnitas que plantea de una manera magistral. La historia esta novelada de una manera que solo unos pocos lograrían conseguir.

A mí, que en particular me encanta el arte, ha habido cosas que ya sabía, y muchísimas que no, también es una buena manera de tener un primer contacto con las obras de ese periodo tan contradictorio de la historia.

Una vez más, Javier Sierra lo ha conseguido. Espero que siga sembrando éxitos y así no cese de escribir libros de una calidad como este “Maestro”. Si te gustó ‘La Cena Secreta’ y ‘El Ángel Caído’ no puedes dejar de leer las 300 páginas de este paseo entre los óleos y las supersticiones de la vieja Europa de la edad media.

Alex NP

desde Madrid



¿Quiéres saber más de mí?
Todas mis entradas    |    Ficha de autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *