Tom Cruise busca un Efecto Bourne, con ‘Jack Reacher’

Ante la primera escena contundente de acción que muestra el film, Jack Reacher (Tom Cruise) responde al desafío de pelear contra cinco tíos a la puerta de un bar. “Somos cinco contra uno” le increpan. El responde confiado: “Sois tres, los dos últimos siempre huyen”. Así nos vende el trailer a este personaje y así se encarga también de transmitirlo la trama argumental en el desarrollo de caracteres de este tipo duro que deambula al otro lado de la ley, a la vieja usanza, con menos pose que Charles Bronson y más labia que Clint Eastwood. Pero en esencia es lo mismo, el héroe tosco, malhumorado y gruñón dispuesto a todo por aplicar su propia ley. Para ello, nada mejor que un thriller policiaco con tintes de espionaje y embelese general en torno a la figura del prota. Muy a la medida de Cruise. Muy a la mano del cine de género.

En el Star System de Hollywood hay una premisa, si te paras, estás muerto. No hablo de granjearse un nombre en este idílico universo de la interpretación, acudiendo sistemáticamente a títulos que pongan a prueba nuestras dotes de actor (ahí está Daniel Day-Lewis por ejemplo, o Ralph Fiennes, para otro tanto) sino encajar una carrera que sepa anudar proyectos de renombre, relevancia taquillera e imposición de personajes para apuntalar una fama que reclama, constante, su porción de carnaza cinematográfica.

Tom Cruise sabe moverse muy bien en esa dura, delgada, línea tan roja como la alfombra por la que desean pasear sus integrantes, élite de actores en la cumbre de la profesión. No siempre hábil eligiendo títulos, si sabe como nadie aportar las dosis justas de credibilidad y motivación a sus personajes (y eso sin requerir excesivos recursos interpretativos, lo cual ya, hoygan, es un logro), lleva décadas rebuscando entre las montañas de guiones que le recopila su representante una saga o franquicia en la que poder depositar todas sus ansias de impacto mediático. No lo consiguió como Ethan Hunt, en la desproporcionadamente absurda ‘Mision Imposible’ y desde luego no lo conseguirá si sigue apostando por subproductos de espías como ‘Noche y día’, pero, eh, echen un vistazo a su filmografía. Para desencanto de sus detractores (y no es que yo sea uno de sus incondicionales) pocos tachones se le pueden hacer a sus elecciones.

En ‘Jack Reacher’ puede haber encontrado su ansiado mirlo blanco, su Bellini, en un personaje adaptado a su medida, concebido al detalle, amplificando su versión literaria en un auténtico héroe de acción, clásico, potente, creíble. Y hasta ahí, parte de lo bueno de la película. No obtiene un gran resultado pese a eso, también incluso, pese a estar rodada con pericia visual y efectismo cómodo y bien calculado. Tampoco lo es, pese a concebir el género con elegante trazo de estilo narrativo. Nos quedamos por tanto, con ganas de más, con la impresión de faltarnos algo y aún contando con un estupendo elenco de secundarios (madre mía, qué viejo está ya Tom Hagen). Y eso es una asignatura pendiente, si quieren exprimirle el éxito adecuado a esta futura saga.

La trama, particularmente simplista y poco profunda, facilona y repetitiva, nos hace asistir a un pobre capítulo de serie procedural más que a un ensayo propio del cine de acción. Tampoco ayuda la concepción del malo sociópata, desdibujado tras un primer contacto intenso que después se diluye en un escollo que apenas pone a prueba al principal. Menos aporta entonces, un final que afloja el ritmo cualitativo que podría haberse marcado hasta entonces, en un duelo típico del western, cogido bastante por los pelos (y no precisamente los de Robert Duvall). Tampoco al espectador se le pone mucho a prueba. Ignoro si se debe a que la literatura previa en la que se basa el personaje no sea lo suficientemente elaborada para dar profundidad a este capítulo en el que se centra la película, pero sí he leído bastante a Graham Greene, a Trevanian, Le Carre y Robert Ludlum (ay, ese mito de Bourne, como planea sobre las fauces de Tom Cruise) como para saber encajar una buena trama en el género. Algo pincha y desinfla este film que por otro lado no deja de ser un entretenido ejercicio de cine policial.
 
 

Película: Jack Reacher
Dirección: Christopher McQuarrie Guión: Josh Olson y Christopher McQuarrie; basado en la novela “Un disparo”, de Lee Child
 
País: USA Año: 2012
Duración: 130 min Género: Thriller
 
Interpretación:Tom Cruise (Jack Reacher), Rosamund Pike (Helen), Richard Jenkins (Rodin), Werner Herzog (el Zec), David Oyelowo (Emerson), Robert Duvall (Cash), Jai Courtney (Charlie), Alexia Fast (Sandy)Producción: Don Granger, Gary Levinsohn y Kevin J. Messick
 
Música: Joe Kraemer
Fotografía: Caleb Deschanel
 
Distribuidora: Paramount Pictures
Estreno en España: 11 Enero 2013
Jack Reacher

Vic FS

desde Madrid



¿Quiéres saber más de mí?
Todas mis entradas    |    Ficha de autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *