Munchkin: Mata a los monstruos. Roba el tesoro. Apuñala a tus amigos

Seguramente, cuando escuchas hablar de juegos de cartas te vienen a mente clásicos como el mus, el poker, el blackjack, el solitario (el juego de cartas, claro está. ¿En qué estás pensando?), el Uno o si alguna vez te has atrevido a probar cosas distintas también te sonará Magic: The Gathering. Nombres que la mayoría de personas reconocen e incluso es probable que tengan un pequeño mazo de cartas listo para entretener a las visitas y echar unas partidas entre copas y ganchitos, pero pocas de estas personas se interesan en lo que hay más allá de la baraja española. Uno de estos ejemplos es Munchkin: Mata a los monstruos. Roba el tesoro. Apuñala a tus amigos. El nombre completo de uno de los juegos de cartas más divertidos que podrás encontrar.

Os atrevéis a mirar detrás de la puerta?

Con este descriptivo título podemos conocer que nos ofrece ‘Munchkin’. Un juego de cartas basado en los clásicos juegos de rol de ‘Dungeons & Dragons’ en el cual debemos vencer a una serie de monstruos, conseguir objetos como espadas o armaduras mágicas para ayudarnos en nuestra tarea a la vez que ayudamos o apuñalamos a nuestros amigos. ¿Ahora empieza a tener todo sentido, verdad?

Munchkin es un juego diseñado por Steve Jackson que ha vendido millones de unidades en todo el mundo, además de ganar varios premios. Pensado para entre tres y seis personas, cada jugador comienza siendo un humano de nivel 1, siendo el objetivo del juego alcanzar el nivel diez antes que ninguno de tus compañeros. Para subir de nivel se necesita vencer a un monstruo  utilizando las armas y equipamiento que consigues con las cartas. Para entenderlo mejor, todo se resume en cuatro pasos, los cuales son siempre los mismos y una vez aprendidos son muy intuitivos.

Cuidado con el Doppelgänger
© Tatiana Alejandra

Lo primero que hace el jugador en su turno es Abrir puerta, lo cual significa coger una carta del mazo para ver si saca un monstruo, en cuyo caso tendrá que enfrentarse a él y ver si puede vencerlo con sus habilidades actuales. En caso que no pueda, tendrá que pedir ayuda a los otros jugadores los cuales pueden aceptar o no ayudar. Una vez vencido el monstruo, se sube de nivel y es la hora de Buscar problemas. En esta fase, el jugador puede sacar una carta de monstruo que tenga para vencerle. Pero cuidado, en este punto tus compañeros pueden apuñalarte ayudando al monstruo, lo cual añade un elemento táctico que puede dejarte en calzoncillos. El siguiente paso es Saquear la habitación. Cada vez que se vence a un monstruo, este indica el número de tesoros que suelta, que en nuestro idioma viene a ser el número de cartas que podremos coger, las cuales pueden tener armas poderosas, maldiciones para nuestros “amigos” u otros monstruos. La última fase es la Negociación, donde podemos vender, sobornar o pelotear a nuestros amigos para que nos ayuden en nuestro próximo turno.

Seguramente tanta descripción asuste y parezca que para jugar tengas que tener un Máster en Relaciones Interraciales de la Tierra Media, pero una vez lo pruebas, no querrás otra cosa. Por unos veinte euros, puedes tener en vuestra casa uno de estos juegos que te harán pasar horas y horas de entretenimiento. Y no será por temática, pues si no te gusta la fantasía medieval puedes probar Star Munchkin, basado en Star Wars, o Super Munchkin, basado en todas estas películas de superheroes que tan de moda están últimamente. También tenéis expansiones, por si acaso el juego os atrapa de verdad, donde crecerán el número de cartas, enemigos y útiles cachondos que poder utilizar en tus aventuras.

Y si eres una de esas personas de mente abierta que ya ha caído en sus encantos, ¿cuál es tu versión de Munchkin favorita?

Revisiones y expansiones a punta pala, hasta 8
© David GP

BigLoke

desde Barcelona



¿Quiéres saber más de mí?
Todas mis entradas | Ficha de autor

Un comentario sobre “Munchkin: Mata a los monstruos. Roba el tesoro. Apuñala a tus amigos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *