El bestiario amigable de Bakea

Juan Carlos Paz es el hombre, el nombre en el DNI, el director de arte atado al horario y a las reuniones de última hora. Bakea es el pseudónimo, el alter ego vividor, hedonista y epicúreo. Este manchego que roza la treintena es uno de esos artistas que prefieren aparcar la vida profesional (por muy creativa que ella sea) para afrontar retos vitales mar adentro, donde las aguas turbias del arte lo descolocan todo. Al Yo interior y al exterior. Hay que dejar salir a los monstruos. Pobrecitos.

Bakea da vida a sus monstruos interiores

Su portfolio de trabajos, una colección de proyectos personales y profesionales (pues aunque las musas hayan llamado a su puerta, Bakea sigue aceptando trabajos como freelance) es un animalario minimalista y bonachón, cargado de personajes entrañables, por muy retorcidas que sean sus formas.

Se podría decir que su reproducción de fantasmas interiores, es como una catarsis de miedos infantiles, apostando por un diseño subliminal, colorista y un poco naif. Los diseños de cartelería subliman sus viajes y cuando sale de caza, decora el salón con cabezas de minotauros de tres ojos.

Pasen y vean, el circo de los horrores de Bakea y si os quedáis con ganas de más, en su web podéis disfrutar de su obra completa.

© Bakea
Ampliar imagen
© Bakea

 
© Bakea
Ampliar imagen
© Bakea

 
© Bakea
Ampliar imagen
© Bakea

 
© Bakea
Ampliar imagen
© Bakea

 
© Bakea
Ampliar imagen
© Bakea

 
© Bakea
Ampliar imagen
© Bakea

 
© Bakea
Ampliar imagen
© Bakea

 
© Bakea
Ampliar imagen
© Bakea

 
© Bakea
Ampliar imagen
© Bakea

 
© Bakea
Ampliar imagen
© Bakea

 

Vic FS

desde Madrid



¿Quiéres saber más de mí?
Todas mis entradas    |    Ficha de autor

2 comentarios sobre “El bestiario amigable de Bakea

  • el 28 septiembre, 2012 a las 15:04
    Permalink

    Deberían ponerle una estatua, ecuestre y con cuernos como ramas YA

    Respuesta
    • el 28 septiembre, 2012 a las 16:47
      Permalink

      Hola NosE… Muchas gracias por leernos desde tan lejos, al otro lado del “charco”.

      Mucha suerte con ‘Más madera’!

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *