Kevin Smith presenta ‘Red state’. Nosotros echamos de menos ‘Clerks’

Mencionar a Kevin Smith irremediablemente me lleva a pensar en chistes gamberros y en centros comerciales. Su filmografía resultó impactante en sus primeros títulos aunando un poco de cultura pop, mucho humor y ciertas dosis de sarcasmo maleducado que prometían una carrera llena de crítica ácida y personajes inolvidables. Pero lo cierto es que con el tiempo, él maduró, su público maduró y la fórmula ya no funcionaba como antes. Intentar salir de esa espiral le ha costado casi diez años y el intento más reciente ‘Red State’, al menos es de agradecer. Pero aún así no convence.

Cierto impacto inicial, pero poco más en 'Red state'

Sin querer ahondar demasiado en su carrera general, lo que merecería una retrospectiva más amplia, podemos perfilar rápidamente cuáles son sus títulos imprescindibles, desde aquellas míticas ‘Clerks’ y ‘Mallrats’, pasando por la aceptable ‘Persiguiendo a Amy’ y contando especialmente con ‘Dogma’, para mí uno de los grandes títulos del cine moderno. A partir de ahí, cualquier intento por reconducir la nave se diluye en un océano de indeterminación fílmica. Si entendemos que ‘Jay y Bob el Silencioso contrataatacan’ y ‘Clerks 2’ eran más un pago a su clientela fiel, que verdaderos proyectos cinematográficos serios, podríamos decir que Smith lleva casi diez años intentando mantener un status que hace tiempo le caducó.

Pero volviendo al título que nos compete e intentando tratar al mismo de una forma independiente al resto de su trabajo, podemos decir que ésta es un giro argumental grande en su trayectoria, entrando en un terreno cenagoso que Smith resuelve de manera irregular, interesante por momentos, monótono en otros.

‘Red state’ es un intento por aglutinar una crítica social de bajo calado en una película de acción simplista, por lo que el resultado apenas pasa del cine de sobremesa. En una población típicamente rural asistimos a la fluctuante controversia de una historia que gira en torno al terror y el fundamentalismo religioso, previo intento de despiste, con forma de comedia teen.

Lo cierto es que el experimento le sale bastante mal. Salvo contadas escenas de acertado rodaje de tiroteos y secuencias de acción, lo cierto es que todo el film resulta corto, inconcluso, falto de verdadero impacto. El arranque inicial, básicamente un filo del sutil destello que antaño destilaban sus diálogos, se nutre del verdadero comienzo de la narración (casi 20 minutos después de los créditos), cuando vamos conociendo a la secta que habita en el pueblo y cuáles son sus intenciones para “sanear” el mundo. El monólogo de Abin Cooper nos prepara un poco para lo que vamos a ver, tal vez lo mejor de la película sea ese Michael Parks enorme en su condición de mesías redentor. Con el permiso de John Goodman, que firma las mejores frases del film. Y hasta ahí todo lo bueno.

La inconsistencia del guión y la falta de ideas para su resolución, queda patente en los últimos compases del asalto a la casa, cuando aunque entiendes lo que está ocurriendo y comprendes cual es su mensaje, todo parece indicar que le falta profundidad y sobre todo interés. Hasta la conclusión, cuando Parks y Goodman vuelven a retomar la parte fundamental que se puede salvar de esta película, los diálogos entrecortados, las alusiones entre líneas.

No olvidemos que Kevin Smith proviene de una familia religiosa y que esto probablemente le dé, sino criterio, si por lo menos experiencia a la hora de plantear dudas razonables. Tal vez demasiado existenciales. La película abre varios caminos, el de la denuncia social, el de la corruptibilidad del estado, no hay buenos ni malos, todos iguales ante el pecado y la redención. Pero lo cierto es que no aporta nada más.

Película: Red state
Dirección: Kevin Smith Guión: Kevin Smith

País: EEUU Año: 2012
Duración: 88 min Género: Terror, thriller

Interpretación: Kyle Gallner (Jarod), Michael Parks (Abin Cooper), Melissa Leo (Sara), John Goodman (Joseph Keenan), Kerry Bishé (Cheyenne), Michael Angarano (Travis), Nicholas Braun (Billy Ray), Deborah Aquila (Sra. Vasquez), Ronnie Connell (Randy), Kaylee DeFer (Dana).

Producción: Jonathan Gordon

Música:
Fotografía: David Klein

Distribuidora: Vertigo Films
Estreno en España: 22 junio 2012

Red state

 

Vic FS

desde Madrid



¿Quiéres saber más de mí?
Todas mis entradas    |    Ficha de autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *