Emma Ríos “mete la mano” en el número #26 de Prophet

Si decimos el nombre de Emma Ríos a muchos se os vendrá a la mente Hexed, Doctor Extraño o incluso el mismísimo Spiderman. Porque a esta gallega de naturaleza inquieta no se le resiste ya nada. Hace algún tiempo que saltó el charco y asaltó (también) el mercado americano amparada por la mano de Marvel. Cuya sombra, es alargada. Mucho.

El número 26 de Prophet esconde una historia de Emma Ríos

Recordar sus años de Polaquia es casi como arqueología comiquera, por el tiempo que ha pasado en que su trabajo despuntara más allá de lo relativo a una joven promesa. Natural de Orense y con un trazo original, potente, cargado de naturalidad y energía, ha conseguido poco a poco encandilar al público, incluso al yanqui, donde lleva algunos años llenando viñetas para una de las grandes.

Retomar su trabajo es algo que ya habría merecido una entrada en nuestro blog. Hace tiempo que se la venimos debiendo. Pero ahora nos pone en bandeja que hablemos de ella, porque se ha colado de improviso en el último número de Prophet (el número #26 concretamente).

Portada del número 26 de Prophet

Para los que hayáis de algún guindo recientemente o no tengáis memoria más allá de hace unos pocos meses, os diremos que esta serie, original de los 90, representa uno de los títulos míticos de una editorial por otro lado también mítica, pero más por sus fiascos que por su buen hacer en el mundo del cómic. Aquella Image y filiales como Awesome, traía personajes entrañables como Youngblood o Supreme, pero que tenía grandes dosis de testosterona anamórfica cuando Rob Liefeld no sólo editaba sino que incluso le daba a los lápices.

Pero la editorial ha lavado su cara y sus títulos carismáticos. Le tocó a Glory y también a este Prophet, que ha evolucionado (por no decir mutado) en un producto mucho más compacto, efectivo y visualmente atractivo. Continuando la numeración original (la edición se recuperó en el número 22) aunque sin tener nada que ver con la historia anterior, recuperamos al personaje que se ha convertido en una especie de John Carter o Robert Neville, luchando en solitario por la resurrección de la raza humana en un futuro post-apocalíptico de corte futurista.

En el reciente #26, Emma Ríos ha colado cinco páginas en el final del tomo, una historia independiente a la principal en la que John Prophet lucha contra varios monstruos, cae por un abismo y vemos acción a raudales en unas viñetas cargadas de fuerza, morfología demoníaca y potentes escenas de lucha.

Una historia que por primera vez ha escrito y dibujado enteramente y que la pone un poquito más en la mira telescópica del lector americano más exigente. Encima con anécdota incluida, pues por error, en una primera impresión del libro, aparecieron los textos del final de Prophet #25 en las viñetas de Ríos del número #26. Un lapsus que se subsanó rápidamente y que Brandon Graham (responsable de la nueva versión del cómic) incluso comentó en su blog para reparar el lance.

Os dejamos un extracto (si queréis verlo completo, ya sabéis lo que tenéis que hacer) para que comprobéis por vosotros mismos lo bien que pinta la cosa.

 

Una de las páginas de Emma Ríos en este cómic
Ampliar imagen

 

Chisco

desde Granada



¿Quiéres saber más de mí?
Todas mis entradas    |    Ficha de autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *