El abismo del despido en ‘The company men’

Cada cierto tiempo, la sociedad o los países tienden a mostrar en el cine sus heridas, un intento por aleccionar o simplemente captar la atención del público sobre hechos que tal vez, no deberían ocurrir. La manera de afrontar esa autocrítica, de convertir en película un acontecimiento real para escrutinio de la población es la puede hacer que nuestro mensaje se convierta en un éxito o en un fracaso.

'The company men' la odisea laboral de John Wells

En el caso de ‘The company men’, el mensaje acierta y sin las pretensiones de una gran superproducción, pero con la solidez que aportan un correcto guión y una estupenda interpretación coral, consigue no sólo empatizar con el público sino permitir que cada uno tome sus propias conclusiones sin interferir demasiado con el habitual juego del melodrama fácil.

Decía, que la industria del cine suele marcarse objetivos en la vida real e igual que hace 10 años, los atentados del 11-S repercutieron en unos cuantos títulos que intentaban dar respuesta a tal suceso (unos con mejores resultados que otros), la crisis mundial que asola nuestro presente, también se ha convertido en tema recurrente de películas, con más o menos intención crítica.

A ‘Inside Job’, ‘Up in the air’ y más recientemente ‘Margin call’, se les úne también este film de John Wells, que ha sabido aplicar su concienzuda historiografía popular americana de series como ‘El ala oeste de la Casa Blanca’, ‘Turno de guardia’ o ‘Urgencias’, a un título que persigue por una lado cerrar el objetivo de la cámara desde lo global hasta lo cercano, desde la macroeconomía mundial hasta el pequeño conflicto familiar, personal e interior. Algo por el estilo a lo que nos contaban en ‘Glengarry Glenn Ross’ hace 20 años. Las cosas no han cambiado.

Un salto dimensional en el prisma con el que mirar la cotidianidad que nos rodea para tratar de dar explicaciones, más que recomendaciones, a la hora de entender la situación que nos rodea. La película no entra en matices complicados, su pretensión no es puramente crítica, por lo que no encontraremos en ella mensajes de vida, ni lecciones de moralidad. La cámara se centra principalmente en mostrar (más que censurar, descubre) como funcionan ciertos mecanismos económicos de nuestra sociedad, que en muchos casos no entendemos pero cuyos resortes nos condicionan, atan y manipulan sin que nos demos cuenta.

La montaña rusa laboral en la que se han convertido nuestras vidas, no es más que el escenario en el que centrar la vista en un colectivo concreto, grandes ejecutivos de grandes empresas, como ejemplo vivo de triunfo y escalafón social. Titanes de la economía mundial, reducidos a cenizas cuando el corporativismo que defendían los fagocita y los escupe sin el menor miramiento.

Ben Affleck a la cabeza de ese grupo de élite, intenta mostrarnos como la caída es negación y prepotencia y que sólo la autocrítica y la superación del conflicto nos permitirá seguir adelante. En frente de él Kevin Costner, rescatado de los últimos papeles de galán que aún pretendían encasquetarle y acertando, tal vez, por primera vez en mucho tiempo, en un personaje menor pero altamente importante para la historia.

El elenco esconde muchas más joyas. Tommy Lee Jones, que da igual donde le pongas, porque la experiencia es un grado en su profesión. Un acertadísimo Chris Cooper y el veterano Craig T. Nelson que borda siempre el papel de malo de la película.

Sin pretender ser una obra maestra, ‘The company men’ consigue a fuerza de corrección fílmica y buen hacer ante las cámaras y en la dirección de actores, destacar en una cartelera anquilosada en mensajes tipo y en películas de corte aleccionador, cuando en realidad, lo fácil del cine es poner el objetivo en una situación cotidiana y dejar que sea el público el que se haga las preguntas adecuadas.

Película: The company men

Dirección: John Wells
Guión: John Wells

País: EEUU Año: 2010
Duración: 104 min Género: Drama

Interpretación: Ben Affleck (Bobby Walker), Chris Cooper (Phil Woodward), Kevin Costner (Jack), Maria Bello (Sally), Tommy Lee Jones (Gene McClary), Craig T. Nelson (James), Rosemarie DeWitt (Maggie Walker).

Música: Aaron Zigman
Fotografía: Roger Deakins

Distribuidora: TriPictures
Estreno en España: 29 Abril 2011

The company men

 
 

Vic FS

desde Madrid



¿Quiéres saber más de mí?
Todas mis entradas    |    Ficha de autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *