Pull&Bear abre su nueva tienda online (pero nadie puede entrar)

Como muchos ya sabrán, Pull&Bear lanzó ayer su nueva tienda online, en una ambiciosa entrada del grupo Inditex en el mundo del comercio electrónico, que le llevará a estrenar en breve varias tiendas virtuales de sus marcas más potentes.

Parece ser, que la aplicación se presenta como sencilla e intuitiva, con una navegación fácil y una organización cómoda hasta para el usuario más inexperto. La marca pone en bandeja de plata el adquirir sus productos rápidamente, con unos pocos clicks, reconociendo por fin que el futuro de las ventas se encuentra en la red.

Pull & Bear estrena tienda virtual

Mi padre dice que esto de las tiendas en internet lo que hacen es quitar puestos de trabajo a las personas. Lo llama la “tiranía capitalista de las nuevas tecnologías”. Otros lo llaman progreso. Vaya usted a saber. Pero lo cierto, es que la inevitable implantación de las grandes marcas en el e-commerce se estaba haciendo esperar. Un terreno reservado en un principio para productos de difícil comercialización in situ o para emprendedores en tiempos de crisis se ha impuesto como una de las áreas necesarias de negocio en la que los sectores comerciales más productivos necesitaban incorporarse.

La cuestión a plantearse sería si la lentitud de algunas empresas potentes para adentrarse en el mercado online ha sido un error o una práctica estudiada. Es verdad que la reconversión de algunos sectores en medios virtuales ha sido paulatina, ha sido un soporte en el que pocos han confiado, siempre mirado con recelo por los más conservadores. También es verdad, que muchos sectores comerciales y muchos proyectos de venta por internet han roto esquemas siendo los primeros en plantear ciertas compras en su web.

Pero la duda del sector siempre había sido, porque los grandes desechaban sistemáticamente ese incipiente canal de ventas. Pero el oso grande, prefiere no ser un pionero sino un superviviente. Muchas ideas innovadoras se han estrellado. Muchos pioneros han sido simples arietes que con sus errores hacían aprender a los más clasicistas.

“Lo importante no es llegar primero, sino saber llegar”. Eso dice el dicho y lo cierto es que muchos de estos mastodontes comerciales no han dado el paso antes no por falta de ganas, sino por deseos de dar el paso adecuado, en el momento justo. Tras varios años de investigación y aprendizaje por parte del usuario de internet, el cliente final está preparado para confiar sus compras (de cualquier tipo) a un simple proceso online. Por eso, Pull&Bear ya está en internet y seguramente, para quedarse.

Queréis comprar ropa, en línea?

La expectación suscitada por su entrada en el comercio electrónico, ha llegado a su momento más álgido, de ahí que su proyecto no llegue tarde sino en el momento exacto. Por si acaso, los cerebritos  encargados del marketing de la marca, han querido dar una vuelta de tuerca y poner una zanahoria más grande delante del burro ansioso que son sus posibles clientes.

La idea es sencilla. Regalar 1.500 cámaras ‘Lomography’ para los primeros pedidos de la tienda, lo cual ha supuesto que el interés generado se haya triplicado en los últimos días (mitad por el precio de las camaritas, mitad por el hecho sistemático de que todo lo gratis, llama la atención).

El resultado ha sido el esperado. La nueva web ha estado saturada casi todo el día. Imposible realizar un pedido la mayor parte de las primeras horas de vida del proyecto, en muchos casos ni siquiera poder ver la página, navegar por ella, debido al gran número de peticiones, al excesivo tráfico que ha recibido la web hasta altas horas de la madrugada.

Mala planificación? Error promocional? Ni de coña! Aquellos afortunados que hayan conseguido su cámara serán mucho más felices mañana. Los demás, mientras tanto, le concederán a la empresa, su más preciado objetivo, correr de boca en boca, como el rumor que pocos desconocen. Es probable que durante los próximos días se hable mucho de estas famosas cámaras rusas ochenteras (*). De cómo la página web se petó. Todos querrán visitar la página los próximos días. Todos (incluso los críticos) serán clientes potenciales a partir de hoy. Trabajo hecho. Palmadita en la espalda. – Unas copas en El Zaguán? – “Y habrá que ponerse con la campaña de Navidad, no?” – Venga chavales, buen trabajo, el jefe ha llamado y os tiene a todos en sus oraciones.

 

Chisco

desde Granada



¿Quiéres saber más de mí?
Todas mis entradas    |    Ficha de autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *