Ya llegó, ya está aquí, es la nueva red social de Google que ya aterrizó

Google es a internet lo que ‘Matrix’ es al cine de acción. Nada volvió a ser igual después que ambos aparecieran. Han pasado más de 10 años de la aparición del buscador más famoso del mundo, gestado por el binomio creativo Page y Brin. Quedan muy lejos los días de la tesis doctoral en el campus, del proyecto loco de unos cerebritos con recursos.

Conoces Google+?

Todos conocéis la historia: chico conoce a chico, chico cae bien al otro chico, chico comenta idea a chico, chico y el otro chico crean la idea y se forran. Para los que os esperábais otra cosa entre chico y chico, esto no es ‘Brokeback mountain’. Para los que os habéis acordado de Gates y Jobs, de Zuckerberg y Saverin, Fanning y Parker, por ahí van los tiros. Google nació y con él cambió todo.

Al buscador (que con el tiempo ha resultado ser el mayor y más usado del mundo, en el que están basados todos los planes de posicionamiento SEO y SEM que pululan por ahí), se unieron otras iniciativas que convirtieron a Google en la empresa más innovadora del siglo XXI: Google Maps y Google Earth, para tenerlo todo localizado, Gmail para el correo electrónico, Google Talk para charlar, gestor de Noticias, buscador de Imágenes, You Tube para los vídeos (que no lo tengo, pues lo compro) y más recientemente cosas interesantes como Google Shopping como escaparate para tiendas virtuales y Google +1, como impositor personal de positivos, con el que los usuarios mejoran la valoración de ciertas páginas y contenidos en la red.

En esas estábamos, asistiendo impávidos a la evolución del gigante de la doble O, cuando nos sorprenden con su incursión en las redes sociales. Era lógico. No sienta bien que siendo pastelero, otros se repartan una tarta que tu ni siquiera sabes cocinar. Pues eso, los chicos de Mountain View metieron las manos en la masa y a cocinar.

Así surge Google+, una nueva red social (que bien, sólo con 234 comunidades sectoriales y temáticas, no teníamos suficiente) que intentará que la empresa no pierda un sector de negocio y desarrollo que hasta ahora, le había sido vetado.

Hemos podido probarlo (gracias @JuanTenpel), con una de esas invitaciones que han fluctuado según la hora del día y de la disponibilidad del servidor. Las primeras horas de vida pública, pasados los primeros tester, han sido complicadas. Mucha era la expectación, mucha la demanda de accesos al nuevo proyecto. A ratos era imposible acceder o invitar a nadie. Cuando se escriben estas líneas, todavía se restringe el acceso a la misma, aunque cada vez son más los que la ha podido probar.

¿Qué le pasa, qué le sobra o que le falta, a este Pasacalle esta red social?

Pues lo primero que le pasa es que no es nada original, pero eso no tiene porque ser malo, necesariamente. Los chicos de Google, no se andan con chiquitas, que va. Son buenos en lo que hacen, lo saben, pero no son tontos. Hay más gente haciendo cosas buenas que se pueden comprar. O copiar. Google+ tiene cosas de Facebook (muchas), como la vista de nuestro perfil, similar al muro de FB. Tienes a tus contactos en avatares pequeños a la derecha, con las sugerencias del sistema debajo, como en Twitter. Tienes mensajería instantánea como en Hotmail y aplicación para dispositivos móviles. Ea, que chulo queda.

 

Ampliar imagen

Hasta ahí, todo suena a conjunción de buenas prácticas llevadas a cabo por otros. Pero entonces ves los círculos y dices, pero que coño

Tus contactos no son redes, ni seguidores ni amigos, son gente de tu Círculo. Y eso es sagrado, como la siesta en verano. En esa concepción grupal de tus contactos, se basa toda la razón de ser de Google+. Porque en esta red social, agregas a quien tu quieres (ellos pueden hacer lo mismo), pero por primera vez controlas en tiempo real (y cómodamente) que ve cada uno de tus contactos, como y quien consulta tus publicaciones o tus fotos.

 

Ampliar imagen

Es decir, la privacidad, o mejor dicho, la fácil manejabilidad de la privacidad de tu perfil es la gran baza de Google para competir con las otras redes sociales, sobre todo, después de haber visto lo mal que se lo ha currado Mark Zuckerberg en ese aspecto con la suya.

Está claro que la empresa necesitaba abrirse mercado, siendo pioneros de todo lo que tiene que ver con 2.0, en las redes sociales. Sus tímidos intentos no habían tenido resultado, pero parece que por fin han encontrado el camino.

La manera de compartir también está optimizada, al visualizar imágenes o vídeos, con un visor práctico para mostrar lo que tus contactos publican y lo que tú has publicado.

 

Ampliar imagen

Por lo demás, poca diferencia con otras redes análogas y ahí es donde empiezan los debates. ¿Para qué otra más? ¿Tendrá aceptación? ¿Me cambio de Facebook a Google+?

Las respuestas:

1)      Para que Google tenga opción de negocio donde no la tenía. No nos engañemos, Google no es la Wikipedia ni Mozilla. No es un proyecto altruista. Es una empresa y como tal debe abrir nuevos mercados y atender las necesidades de nuevos productos. Sus herramientas son útiles, pero persiguen que mediante su uso masivo, siga siendo imprescindible contar con ellos si nos queremos publicitar o posicionar en la red.

Se viene observando que Google desea socializar su buscador, su método de respuestas. Su algoritmo presta cada vez más atención a redes y comunidades de usuarios y su +1 recién estrenado viene a demostrar que la opinión de la gente es tan importante como la concordancia de una palabra clave.

Todo lo que tenga que ver con posicionamiento, con publicidad, tiene que ver con Google. Es su mercado, sean cuales sean sus formas. Él debe estar ahí. Las redes sociales son focos de mercado y donde hay un comprador de estar Google.

2)      Seguro que tendrá tirón. Lo ha hecho Google, oiga! Ni siquiera quieren competir con Google. Captar un 1% de sus usuarios ya sería todo un éxito. Para ir empezando. Con el tiempo, muchos usuarios compartirán perfil en ambas redes sociales (esto ya pasa ahora mismo con otras) y sus usuarios directos (los que se instalen en Shopping, los que usan los Maps, el correo) se verán introducidos poco a poco en ella, a fuerza de interacciones de las propias aplicaciones o la insistencia de sus contactos.

Pero pensar una cosa. Cuando se consolide, es un trabajo a corto-medio plazo, las nuevas generaciones de usuarios tendrán que elegir. Tendrán una opción más entre las que hacerlo y el porcentaje de los que inicien su andadura en las redes sociales, decantándose por la suya aumentará por inercia. Las mejoras que le apliquen con el tiempo, captarán incluso a algunos resentidos con la competencia (FB levanta tantas pasiones como odios por sus políticas de privacidad).

3)      Cambiarse? Porqué? No es necesario. No son competitivas, pueden incluso coexistir. Prueba a usar una con un tipo de amigos o usuarios y otra con otros. Diversifica según ocio o trabajo. Total, la publicidad te la van a meter en ambas…

Vic FS

desde Madrid



¿Quiéres saber más de mí?
Todas mis entradas    |    Ficha de autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *