Os presentamos arquitectura muerta

Hay algo melancólicamente atractivo en un edificio abandonado, en el velado recuerdo que encierran sus muros, en los que una historia que no es la nuestra se mantiene inmutable al paso del tiempo. Se aferra a los años y se esfuerza por permanecer en cada rincón de casas, fábricas u hoteles que hace décadas que ya no se usan. Que sus habitantes los dejaron atrás y en cuyas estancias sólo reside el polvo, la memoria y el silencio.

Cuando pones un pie en una de estas construcciones que no ejercen como tal, algo tenebrosamente mágico parece envolver el ambiente. Entendemos que no todos compartáis  esta sensación, pero sin caer en excentricidad gótica de cuento de Allan Poe, más allá de la perversión que muestra uno de estos escenarios muertos, nosotros encontramos una extraña coreografía de recuerdos y cuentos para olvidar que alguien vivió en el entorno.

Nuestra nueva sección...

Estructuras de un restaurante que nunca llegó a terminarse y en su esqueleto reside la esperanza de unos sueños que quisieron ser y no fueron. Los vestigios de una antigua quinta deshabitada desde tiempo atrás o el deterioro casi ordenado de un viejo hospital reconstruido en residencia y abandonado después para engrosar la larga lista de inmuebles que apuran su paso por esta existencia entre jirones de un recuerdo y el futuro que ven venir de lejos, como extraños vigilantes pasivos de la eternidad.

Internet está plagado de reportajes fotográficos y trabajos que recopilan este tipo de sitios que se pueden visitar si os llaman la atención, ruinas modernas como dragones de tiempo que se esconden en rincones de nuestras ciudades o en parajes aislados del campo que rodea nuestras urbes. Visitables, asaltables, fotografiables… No, no es una cuestión de provocar la okupación de locales, sino de saber reconocer en esta arquitectura muerta el legado invasivo que le inflingimos a la naturaleza.

Intentaremos ofreceros los mejores hallazgos que hagamos en la red de estos lugares encantados, silenciosos, impasibles, cómplices como una confidencia a medianoche. También trataremos de aportar algún reportaje propio a esta colección de mausoleos de la historia reciente. De esta idea surge esta sección, que esperemos os guste y os inspire para darle un uso artístico y conmemorativo a lo que otros ya no le dan valor. Recuperemos el cuento de sombras que ofrecen estos lugares.

 

 

Vic FS

desde Madrid



¿Quiéres saber más de mí?
Todas mis entradas    |    Ficha de autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *