Twitter on the sky with followers

Me gusta Twitter. Sí. Y no me gusta Facebook. No. Qué pasa? Algún problema? Viendo que mis compañeros, han hablado de su visión de esta red social en los medios y en las celebridades, también desde un punto de vista más crítico y corrosivo, yo he querido irme a otro extremo, desde el que apostarme en su defensa acérrima. O casi.

Tuitea o muere, monguer

FB tiene un potencial innegable, sobre todo en el terreno del marketing y de la implantación de marca. También si eres relaciones públicas de un spa o si necesitas de manera enfermiza la atención de tus conocidos, reales o virtuales. Se abusa en exceso de la información compartida, hasta incluso la saturación de los amigos por nuestras granjas superproductivas, las cervezas que te regalan, el último tanga que se ha comprado no sé quién o tal vez, lo ricas que estaban las lentejas que se comió alguien por la mañana.

Sé que el uso de las redes sociales, es tan interesante como tú seas en ellas, pero en Twitter, esa competición me parece más saludable, más intelectual, menos egocéntrica e insustancial. Resumir lo que quieres decir en 140 caracteres (sin contar enlaces, menciones o RT’s) supone de por sí un esfuerzo cuanto menos creativo, cribando a los tuiteros interesantes de los poco recomendables.

Porque Twitter es eso, competición por manejar la cuenta más graciosa y creativa, pero también difusión al instante, concentrada, útil, provocadora, subversiva. Es fácil comentar lo que a uno le gusta y lo que no, sin que parezca que nos mostramos en un escaparate de pseudo ligones de barra azul. Es sencillo promover una iniciativa, informar de un nuevo evento o difundir una denuncia social. El impacto potencial es mayor, si lo que quieres decir es verdaderamente interesante. Si te lo curras. Si eres alguien, a quien seguir.

Porque ahí está la sencillez de su éxito. Sigues a quien quieres, seguir. Los que disfrutan de tu compañía también te siguen a ti y entre retuits, menciones o favoritos, tu mensaje y tu información vuela, avanza tan rápido como se expande el sonido de un cañonazo en un valle profundo. Eco, eco… Twitter, Twitter…

Aún así, la mejor definición de las redes sociales en general y del pajarraco en particular, la da @kurioso en su perfil: “En LinkedIn puedes conseguir un trabajo. En Facebook una novi@. En Tuenti te la tiras y en Twitter lo cuentas.”

 


Chisco

desde Granada



¿Quiéres saber más de mí?
Todas mis entradas    |    Ficha de autor

Un comentario sobre “Twitter on the sky with followers

  • el 30 junio, 2011 a las 9:53
    Permalink

    Muy de acuerdo contigo. Otra definición ingeniosa que escuché es que en Facebook están tus compañeros de estudios, y en Twitter, la gente con la que te habría gustado estudiar.

    Son redes complementarias, no competidoras. A veces ni eso, porque cada una tiene aspectos en las que destacan y van a su rollo. Twitter me resulta más interesante porque se basa en la “admiración” (seguir a personas que te interesan), y Facebook en la “amistad” mal entendida (agregar a todo quisque que conoces).

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *