Mirando Twitter me encontré…

Nueva dosis, os tocaba… y aquí que vamos.

Tras unas semanas en las que los temas a tratar son los que supongo ya sabéis (acampadas, indignación, etc…), yo creo que es un tema en el que ya prefiero ni meterme, soy un tío polivalente y me dedicare a defecar verbalmente en otra dirección. No me malinterpretéis, pero creo que ya esta mas que claro tanto lo que pasa como la cobertura en los medios. Creo que es necesario un poco de aire fresco y renovado, yes we can.

YES WE CAN.

© JR Mora
© JR Mora

Mirando Twitter ayer me encuentro con una chiquita que dice algo referente a la nota que le piden para estudiar periodismo, y que prefería zumbarse a un torero y asi, tener su propio programa de televisión sin haber estudiado nada.

Bien, Twitter aunque reconozco que mucha gente anda enganchada al mismo, jamás me pareció gran cosa, quizá no por su uso, sino por la gente que lo usa. Tranquilos que no voy a soltar una arenga en contra de las nuevas tecnologías, nada parecido.

Simplemente me hace gracia ” el rol” que desempeña mucha gente ahí, unos van de mártires sufridores de su mundana vida llena de desengaños, otros solo hablan de series de televisión, y luego los que publicitan diversos blogs, etc.

Realmente el rol del publicista es el que mas normal me parece, porque a ver, el sembrado de niñatos y niñatas fardando de bipolaridad, acreditados por Foursquare de bebedores oficiales de agua sucia en Starbucks o pseudofotografos que alimentan su ego a través de autorretratos retreteros, todo eso bien implementado en su Twitter mediante Flickr, Twitpic, Instagram o lo que sea que usen para tal menester.

He ahí la razón por la cual deje de usar al ” pajarraco”, me irrita ver como chavalitos que han dejado las vacaciones Santillana hace dos semanas, me colapsen mentalmente con sus estúpidos dilemas sobre si escribir un ” poema” (me he limpiado el culo con textos más interesantes que dos frases asonantes llenas de ñoñez), quejarse sobre su profesor de física que les suspende, o bien suben un documento grafico sobre un vaso de Starbucks con la dirección completa y geolocalización en los ” tags”.

Me diréis ” Coño pues no los sigas”, ya, tenéis razón, pero necesito sentirme involucrado en ese torbellino social que es Twitter, aunque eso suponga sufrir. Y como he sufrido ya lo mío pues expongo mis ideas al respecto.

Sobre los  “seriefilos” realmente no diré nada, me lo reservo para otra ocasión, y no es una amenaza esta vez.

De todos modos, la chica por la que inicialmente me puse a divagar sobre esta red social hincaba el dedo en algo que, aunque suene exagerado, por desgracia se capta así. Muchas veces yo pensé en fundirme el sueldo en una sola noche en Gabana, Pacha, simplemente por ver si cazaba a alguna de estas famosillas matures deseosas de un mozalbete que alegrase sus vidas. Y después? a vivir del cuento.

Desgraciadamente me di cuenta que tengo un problema en este mundo que vivimos, aun me quedan principios. Pocos, pero ahí están. Y por eso de pobre no pasare en mi vida.

Conforme más escalones subes en la sociedad, más acostumbrado has de estar a pisar cabezas, y yo no sé si valgo para eso. Y qué coño, de pobre jubilado se está de maravilla, vigilo obras, critico a gente, y tengo mantita por las tardes.

Un saludo y comed mucha fruta.

 

Mr Nobody

desde Paradero Desconocido



¿Quiéres saber más de mí?
Todas mis entradas    |    Ficha de autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *