Koomic abre sus puertas (mejor dicho, sus páginas)

Recientemente se ha presentado Koomic, una tienda de e-comics, completamente en castellano y con un planteamiento innovador y entusiasta. Tras la implantación paulatina de los libros digitales y con la cada vez más presente tecnología al respecto en nuestras manos, son muchos los proyectos que ven la luz para empezar a vender productos alejados del papel convencional en internet. Para todos los soportes oiga (o casi todos).

La idea surge del seno de la creatividad comiquera de Barcelona (siempre en la puntita del ariete estos de Barna) y se alza como el primer portal de este tipo en nuestro país además de una idea innovadora que viene a cubrir el hueco vacío (o en otros idiomas) que teníamos en el mercado digital para los cómics. No todo va a ser libros de Paulo Coelho para el iPad.

La tienda de cómics digitales Koomic, abre sus "puertas"

Expandir la industria del cómic al mercado digital era algo más que lógico (y necesario), el problema era ser el primero en poner la pica en Flandes. La gente de Koomic lo ha conseguido.

Pasando a la experiencia de uso de la web y la aplicación decir unas cuantas cosas en un resumen rápido.

La página es intuitiva y sencilla, con una navegación ágil y directa. Bien distribuida. Bien diseñada. Además, han acertado con la zona de usuarios en la que es fácil gestionar nuestras listas de favoritos y los cómics adquiridos.

Además, la Lista de Deseos (que se pueden hacer públicas y que será el germen de una posible comunidad en torno a la web) que viene a ser como la lista a los Reyes Magos en versión cómic, útil para hacerle saber a tus amigos, padres y familiares que es lo que te tienen que regalar en tu próximo cumpleaños. También existen tarjetas de regalo para recargar saldo en tu cuenta y poder comprar tus títulos favoritos sin necesidad de disponer de tarjeta de crédito o cuenta en Pay Pal (los dos medios de pago elegidos).

La lista de títulos y editoriales presentes en el portal aún es reducido, pero la impresión inicial es que la ampliación será constante y continuada (siempre que puedan hacer frente a la presión de las grandes Majors, estando Marvel por ejemplo ya metida en el ajo on line y la lógica entrada futura de las propias editoriales en el sector digital con sus propias plataformas) y además cabe destacar el reducido coste que están imponiendo lo que hace la experiencia bastante asequible.

En el aspecto de la lectura, varios aspectos positivos y algunos negativos. La gestión de los cómics es sencilla y cómoda en la versión on line. La lectura también, pues el visor ha sido personalizado para la web y hay que reconocer que es bastante bueno. Ajustando los tamaños a nuestra resolución y pantalla, podremos avanzar por las páginas con adecuada visibilidad. Os recomendamos ajustar el alto más que el ancho, aunque lógicamente en la otra opción podréis ver los contenidos más grandes, aunque sufriréis una lectura más tediosa por culpa del método de arrastrar página (pues no está optimizado el scroll de ratón aunque sí el de teclado).

Todo ello será más adecuado si usáis el modo pantalla completa, pues todo el visor se adaptará mejor en cuanto a tamaños.

No hay que olvidar la opción de ver viñeta a viñeta, desde una pantalla general, siguiendo el hilo conductor y revisando en detalle los aspectos que más nos interesen.

Otros soportes

En su versión escritorio, que depende directamente de la aplicación Adobe Digital Editions (la aplicación online también pero ha sido muy personalizada), la lectura es ligeramente peor ya que los ajustes de pantalla son más reducidos.

Sin duda es iPad en el soporte que más se ha pensado, ofreciendo la experiencia más realista y adaptable de todas (iPhone también es aceptado pero la lectura en sus 3,5 pulgadas no es lo más recomendable, salvo para trayectos cortos en transporte público o momentos de subterfugio en el uso del terminal).

Se echa en falta la versión Android, pero como diría Aznar “están trabajando en ellou…”.

Entre los puntos negativos del sistema, a parte de los ya mencionados, el hecho de que la sincronización de dispositivos para la lectura de tus cómics depende de una conexión a internet (y de tu tarifa contratada) lo que se podría mejorar con una opción wifi de algún tipo. También que la navegación por iExplorer resulta más lenta o conflictiva que en Mozilla (y cuando no?).

Lista de Deseos    Gestión de cómics comprados    Lectura online

 

Con todo y con eso, la primera impresión es muy satisfactoria. Buena idea, con detalles que pulir, pero que tiene en su innovación y cuidado diseño algunos de los ingredientes para su éxito. El crecimiento de su catálogo, la creación de una pequeña red social de comentarios e información compartida o la posibilidad de funcionar como editorial digital para autores noveles, podrían ser algunas de las apuestas que ayudasen a esa consolidación.

Mucha suerte!

Vic FS

desde Madrid



¿Quiéres saber más de mí?
Todas mis entradas    |    Ficha de autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *