Knock, knock, Penny… Knock, knock, Penny…

Es muy probable que a día de hoy, no haya ningún adicto a las series que no haya visto aunque sea de pasada ‘The big bang theory’ porque su éxito ha sido bastante fulgurante, pero a pesar de pecar de comerciales, si hablamos de ella (como si en nosotros hubiese un espíritu grunge hype cool, que nos obligase a ser mega underground, no te jode…) queremos dedicarle el espacio que se merece en nuestra lista de comedias imprescindibles que estamos elaborando.

La teoría del caos, en clave de humor

La serie es un fiel reflejo de cómo han ido evolucionando las sitcoms americanas desde los tiempos de ‘Cosas de casa’ y ‘El príncipe de Bel Air’ (que por cierto, hay que agradecérselo a la industria). Dentro del sub género de comedias de amigos, que se implantó allá en el Cuaternario por lo menos, con ‘Friends’, es una de las más adictivas, con grandes dosis de humor absurdo pero sobre todo cargada de un constante guiño al mundo geek y friki, donde seguramente serán mejor entendidas sus gracias.

Porque la serie habla de frikis, pero no es una serie para freaks. Y el que no entienda eso, que baje corriendo a la calle y se compre el último número de SoloCoches.

Está por verse el final de la cuarta temporada, en la que tal vez haya bajado un poco el nivel de los chistes, pero que ha ganado en histrionismo, mejorando los papeles de algunos de los protagonistas que se eclipsaron en la tercera con el extremo Sheldon. Además parece que habrá teoría del caos para rato, según las negociaciones de la productora Warner y la cadena CBS. Que así sea, vive Dios!

¿Qué tiene?

Pues principalmente a Jim Parsons en el papel de Sheldon Cooper, que es algo así como el Dr. Who de los superdotados y que tiene un gran peso en la parte cómica de la serie. Aunque el éxito es algo coral, porque los personajes de Howard Horowitz y Rajesh Koothrappali no hay que perderlos de vista.

Ni al ceceo de Kripke. Zas en toda la boca.

¿Qué le sobra?

La verdad es que prácticamente nada. No le encontramos defectos… Salvo que te identifiques con los personajes.

¿Quién se la ha currado?

Es heredera fiel del humor gamberro y un poco cabroncete de los comienzos de Chuck Lorre en ‘Rosseane’, de la que ha rescatado a Johnny Galecki y Sara Gilbert (lo cual es de agradecer) y que sabe combinar la comicidad iconoclasta de Kevin Smith con la heterogénea complicidad de sus personajes estereotipados (Sí, es verdad, igual que ‘Cómo conocí a vuestra madre’, pero esta es de nerds, no os lo hemos dicho?).

Te gustará si te gustó…

‘Colgados en Filadelfia’, la ya mencionada ‘Friends’ y las pelis ochenteras de los Novatos (esto último es en coña, ‘TBBT’ tiene un humor ácido y bien calculado). Basada en estereotipos sí, pero que son un acertado reflejo de situaciones cómicas. No se puede hablar de lo que no se conoce.

Chisco

desde Granada



¿Quiéres saber más de mí?
Todas mis entradas    |    Ficha de autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *