Glen Hansard, ‘vagamundo’ con corazón irlandés y guitarra acústica

Este cantante dublinés arrastra la herencia musical que le impregna su Irlanda natal, la lleva pegada al cuerpo, se le nota en la cara. También la experiencia vital del viejo errante revestido de músico callejero, endurecido por la sutileza mordaz de lo cotidiano. Pero ojo, no confundir los términos, que aquí nuestro invitado, de ‘perro flauta’, nada…

Glen Hansard es uno de esos músicos que consigue con muy poco, no dejarte indiferente, tal vez incluso marcarte para siempre, como seguro lo han hecho muchos en otros tiempos, Van Morrison o Bob Dylan, y lo hace de manera meticulosa, pero sin proponérselo, como un poema de Dylan Thomas.

Con The Frames, lleva casi 20 años haciendo un sonido muy característico (él lleva desde los 13 en esto de la bandurria), impulsado sobre manera por la fuerza de su voz o el violín de Colm, tan latente, con temas que saltan de la alegría a la profunda tristeza, matizando cada sensación, capa a capa.

Pero tal vez por lo que comentábamos al principio, que Hansard te puede marcar, más que en la música que desarrolla con su grupo nos hemos querido fijar en un pequeño experimento que realizó hace unos cuatro años para la banda sonora de una película sencilla pero sumamente cercana, palpable y esperanzadora. Retomando algunos de sus temas y recomponiendo otros nuevos, Glen combinó arte y esfuerzos con Markéta Irglová, cantante e instrumentalista checa a la que conocía muy bien por colaboraciones anteriores y con la que además compartió protagonismo del film, interpretando ambos a los personajes principales de ‘Once’.

La música que destilan, reduciendo de revoluciones su intensidad pero condensando todavía más su lirismo en versiones más acústicas, desgarradas, como en una catarsis musical que irrumpe en cada canción para extraer del corazón del cantante (y del que la escucha, os pasará seguro) una esquirla de un recuerdo, doloroso y feliz, a partes iguales, saltando del rock al folk, de REM a Crowded House, sin percibir el cambio ni desembarcar del estilo escogido para derrumbar todo lo anteriormente creado. El disco es un círculo, que merece la pena recorrer, mirando a cualquier parte menos al centro, para no perder la perspectiva.

Si os da la vena, y os lanzáis a ver la película también (totalmente recomendable, os lo aseguro), probar a hacerlo después de haberle dado un par de escuchas a la BSO. Decirnos entonces que se hizo antes, la música o el guión. O se estaban esperando el uno al otro, hasta que juntos se dieron mutuo sentido?

[img_reflect_center src=”http://www.elninhonaranja.es/wp-content/uploads/glen_hansard_01.jpg” title=”Glen Hansard”]

Os dejamos el enlace, como siempre, a su música para escuchar en Spotify.
 
 

Chisco

desde Granada



¿Quiéres saber más de mí?
Todas mis entradas    |    Ficha de autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *