Bahía de Palma, por la mañana…

Aunque la sección The Pot Spot está inspirada en rincones al aire libre, urbanitas o de campo, donde el espectáculo de la contemplación, el relax o el placer de habitar por un instante una estancia perfecta, son idóneos para compartir con nuestros lectores, esta vez vamos a incluir un híbrido de punto de encuentro.

Está en exterior y es el sitio adecuado donde pasar una mañana de domingo en mayo, desayunar tal vez si el cuerpo nos lo pide y admirar entre el descanso del guerrero y la austeridad del asceta (según afronte cada uno la dolencia vital que es el día a día cotidiano) de una de las vistas más placenteras y luminosas que tendremos el gusto de encarar. Y está aquí cerquita, oiga… En Mallorca.

Que la isla esconde rincones increíbles es un hecho que no venimos a descubrir nosotros, porque ya han venido alemanas antes a poner esas picas en nuestro Flandes. Que según nos dé el aire, podremos recorrerla de distintas formas, también, tanto si nos da por hacerlo de fiesta en Palmanova, de tranquis en Sóller (que menudas calas) como si nos va el rollo pesquero y nos pasamos por Betlem.

Más que un recorrido por Mallorca, nosotros nos hemos querido quedar con un punto concreto, con nuestro spot particular, que como decíamos no es de los habituales, porque aun siendo exterior pertenece a un establecimiento (el Hotel Antillas-Barbados de Magaluf) pero que hemos querido extraer de nuestra sección de locales, porque el rincón que nos ofrece abierto de par en par a la cristalina Bahía de Palma, merece que lo consideremos uno de nuestros puntos para perderse (aunque tengamos que pagar, forma parte del ritual por otro lado que mejora la visita, el impuesto revolucionario turístico de un zumo en la cafetería del hotel).
 
 

© NHN
Ampliar foto
© NHN

 
 
Si el sol acompaña, hacemos hincapié en lo del mes de las flores, por aquello de disfrutar del calorcito, sin perder el respeto a los domingueros turistas, nos encontraremos con que la panorámica sobre la media luna que forma la isla en su parte este, es poco más que incomparable.

Si os apetece podréis bajar directamente a la playa y si disponéis de habitación, os aconsejamos elegir la 1015. Por las vistas claro.
 
 

Chisco

desde Granada



¿Quiéres saber más de mí?
Todas mis entradas    |    Ficha de autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *