¿Conocéis a Jorge Sanz?

Dado que llevamos unas cuantas entradas dedicadas a repasar las mejores series de comedia de los últimos años, no podíamos dejar de hablar de ‘Qué fue de Jorge Sanz’, tal vez una de las apuestas más interesantes de las ofertas nacionales que encontraremos en esta selección.

Ya nos imaginamos que a bocajarro la recomendación parece dura o irrelevante, porque muchos se harían cruces simplemente con oír el nombre del señor Sanz, corriendo a borrar todos los enlaces de Favoritos que tengan nuestros en sus exploradores. Pero antes de que eso pase, dejar que nos expliquemos.

Lo más probable es que a día de hoy, ya no sea tan difícil hablar de esta serie, ahora que pasado su estreno la red se ha llenado de buenos comentarios sobre ella (ay escépticos del demonio, cuanto os cuesta creer…), pero por si todavía queda algún reacio a echarle un visionado, a ver si con este resumen os hacemos caer en la tentación.

Para los que no sepáis nada de ella, decir que es la última creación de David Trueba lo que ya supone una estupenda razón para verla, pero además indicar que se apunta al carro de los ya cada vez más habituales falsos documentales, que en este caso utiliza la figura real de Jorge Sanz, para hacer un sondeo vital sobre la existencia un actor en decadencia, jugando con la ficción y la verdadera actualidad pública del actor para mostrar un agridulce tratamiento cómico de cómo afronta un estrella el desaparecer poco a poco de la vida pública, ver como la luz de la gloria se apaga lentamente.

‘El chico de oro’ del cine español se ha pasado de moda, pero desea estar nuevamente en activo, para lo que se encomienda (el destino le pone cada vez pruebas más difíciles de soportar) a un nuevo representante, el inefable Eduardo Antuña (para que le pongáis rostro el Vader rarito de ‘La Comuidad’), que le apoya como escudero de la ineptitud que les rodea. Supone un ejercicio de autocrítica e inteligencia por un lado el centrar el tema en algo tan lacerante y real como el declive de una estrella (como un ‘Crepúsculo de los dioses’ con diva masculina venida a menos) y por otro, rebuscar en el humor de la cotidianidad para aportar un aspecto sencillo y cómodo de digerir lo traumático del drama que expone.

Al estilo de ‘Curb your enthusiasm’ (¿ya os hablamos de esta serie de Larry David, verdad?) o ‘Extras’ pero con un formato muy similar a una predecesora argentina que trataba el mismo tema en la piel de Gaston Pauls, aunque la de Trueba va un poco más allá en cuanto a acidez y comicidad patética de los personajes, tal vez porque el proyecto use a un protagonista que no interpreta sino que se ofrece tal y como es. Es curioso que su caída en picado le brinde a Jorge Sanz la oportunidad de mostrar una de sus actuaciones más personales y creíbles de los últimos años.

La serie está llena de cameos, que aportan mayor hilaridad al asunto, como la autoparodia de Antonio Resines, el momento genial que aporta Santiago Segura o los desvaríos cabalistas de Juan Luis Galiardo, aunque el mejor será sin duda el de Juan Diego Botto, que se cruza con Jorge en un viaje de tren: “Tú cuando lo del ‘No a la guerra’, no te dejaste ver mucho no?”. Tremendo.

Reírse de uno mismo es sano, lúcido y siempre vanguardista y creemos que en esta serie, el mejor ejemplo de su humor está en la capacidad para hacer de algo real y doloroso, el humor de la ficción que la complementa. Para nota, sí señor, sumando puntos en el Ninhométro el señor Trueba.

Vic FS

desde Madrid



¿Quiéres saber más de mí?
Todas mis entradas    |    Ficha de autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *