La gala de la discordia (Goyas 2011)

Lo cierto es que este fin de semana teníamos ganas de escribir de muchas cosas… De las revueltas de Egipto, del mesonero del “Guadalmina”, o de alguna otra cosa de similar importancia, pero al final se nos han quitado las ganas. Lo de los Goyas también era un tema de obligado repaso, pero también se nos han quitado las ganas. Si le dejo el tema a Chisco, se hubiera embarrado con diatribas que se remontarían a meses atrás, al hecho de ver películas de altos cargos de la Academia, candidatas a sus propios premios, de lo retórico del discurso antisistema y la demagogia de la “Ley Sinde”, de la necesidad de mejorar un sistema caduco…

Yo voy a ser más plano, hoy no ha sido el mejor lunes de la historia así que tampoco será está la entrada candidata al Nobel de los Blogs.

Javier Bardem premiado por 'Biutiful'

El año pasado Alex de la Iglesia abordaba su discurso como presidente desde un punto de vista motivador, esperanzado con la idea de crear una industria. Una máquina de hacer cine engrasada y preparada para dar cobijo y trabajo a decenas de miles de familias españolas. Este año, tras su desbande en Twitter (medio por el cual parecen haber decidido soltar sus mejores perlas, todo tipo de personajes públicos últimamente) y su enfrentamiento abierto a la Ministra de Cultura y a toda la cúpula de la más alta institución del cine español (vicepresidenta Bollaín incluida, que tal vez también debería haberse planteado su continuidad en su cargo con una película entre las posibles premiadas) el director vasco escogió un speech completamente distinto. Lo abordó titubeante al principio, pero lo cogió la gracia al final aunque este año no despertó ninguna risa (salvo sonrisas inquietas entre los más pensativos) como el año pasado cuando bromeaba con su peso.

Su discurso, no sus palabras de ayer, sino su mensaje entre líneas no es fácil de seguir. No es fácil tener claro si ha cambiado de opinión con respecto a sus comentarios otrora industriales o si es que ha sufrido una inspiración divina tras golpearse la cabeza con un router wi-fi de última generación. El caso es que este nuevo Alex aboga por un cine que se adapte a los tiempos, que fulmine los convencionalismos de los sistemas caducos y se convierta en el vehículo de entretenimiento que todos deseen ver, ya sea en una sala de cine o desde el monitor de portátil.

Desde aquí no tenemos claro si está convencido del todo o es lo que le toca decir para mantener su posición de rebelde, para que la ACCIÓN que casi grita se produzca, parezca un arrebato MUTANTE de su pasado más bruto.

Lo cierto es que yo tengo tantos problemas con los que se aborregan en la poltrona del cargo ministerial (los que practican el continuismo tanto en no atajar soluciones para los problemas como en no proponer más que lo ya expuesto), como con los que defienden una necesidad de cambio utilizando el sutil juego de la semántica in extremis (los que hacen de la humana necesidad de consumir cultura su argumento para ofuscar una discusión que ya tiene muchos frentes en contra). Vamos, que ni la piratería (denominando como tal a todo lo que huela a intercambio de cultura) mata la industria porque esta se hiere a sí misma, ni los que tiramos la primera piedra tenemos las manos del todo limpias. Que es cierto que la obligación del artista no es darnos disfrute por nuestro existencialismo vital.

Los matices de este tema son los que tal vez harían que el diálogo se convirtiera en proceso, pero por ahora, todo son dimes y diretes sin ninguna dirección lógica. Y así lo trasladó Alex de la Iglesia a sus oyentes, enfrentando tal vez en el sitio menos indicado a dos bandos que a día de hoy ya no saben como convencerse el uno al otro (tal vez porque ninguno de los dos frentes esté usando los argumentos adecuados).

Porque al final me embarrado yo en este tema, cuando quise evitar que lo hiciera Chisco? Porque nos vamos a quedar con la idea del bilbaíno de que la principal materia prima del cine español deben ser las buenas historias, los grandes trabajos, que la aplicación de las nuevas tecnologías y la interacción más dinámica con los consumidores le podrían dar un futuro competitivo al cine español y que para saber lo que pasó en la Gala de los Goyas no vemos mejor método que remitiros a la entrada de un señor con boina, que creemos es uno de los relatos más divertidos que podréis encontrar (mejor que cualquier nuestro seguro) ya que para nosotros la soporífera ceremonia no merecería ni postear el esfuerzo.

Por cierto, si queréis conocer un poco más acerca de la competitividad de nuestro cine y de la necesidad imperiosa de producir una industria propia en este sentido, os remitimos a un tema del compañero Tahúr Manco que se ha currado una reflexión acertadísima sobre el tema hace unos pocos días.

Por lo demás, os dejamos el vídeo del discurso de despedida del presidente de la Academia y vosotros maduráis en qué punto estamos del dilema.

Lista de premiados completa

Mejor Película:
“Pa negre”

Mejor Dirección:
Agustí Villaronga, por “Pa negre”

Mejor Actor Principal:
Javier Bardem, por “Biutiful”

Mejor Actriz Principal:
Nora Navas, por “Pa negre”

Mejor Actor de Reparto:
Karra Elejalde, por “También la lluvia”

Mejor Actriz de Reparto:
Laia Marull, por “Pa negre”

Mejor Dirección Novel:
David Pinillos, por “Bon Appétit”

Mejor Actor Revelación:
Francesc Colomer, por “Pa negre”

Mejor Actriz Revelación:
Marina Comas, por “Pa negre”

Mejor Guión Original:
“Buried”

Mejor Guión Adaptado:
“Pa negre”

Mejor Película Europea:
“The King’s Speech”

Mejor Película Hispanoamericana:
“La vida de los peces”

Mejor Película de Animación:
“Chico y Rita”

Mejor Documental:
“Bicicleta cuchara manzana”

Mejor Música Original:
“También la lluvia”

Mejor Canción Original:
“Lope” (“Que tal el soneto nos tome por sorpresa” – Jorge Drexler)

Mejor Dirección de Producción:
“También la lluvia”

Mejor Fotografía:
“Pa negre”

Mejor Montaje:
“Buried”

Mejor Dirección Artística:
“Pa negre”

Mejor Sonido:
“Buried”

Mejores Efectos Especiales:
“Balada triste de trompeta”

Mejor Diseño de Vestuario:
“Lope”

Mejor Maquillaje y Peluquería:
“Balada triste de trompeta”

Mejor Corto de Ficción:
“Una caja de botones”

Mejor Corto Documental:
“Memorias de un cine de provincias”

Mejor Corto de Animación:
“La bruxa”

Vic FS

desde Madrid



¿Quiéres saber más de mí?
Todas mis entradas    |    Ficha de autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *