Ángel Martín deja ‘SLQH’

Hace unos días, el co-presentador de ‘Sé lo que hicisteis…’ anunciaba que dejaba el programa para buscar un poco más de entretenimiento en su vida. Alegando “cansancio y aburrimiento”, el que había sido cabeza visible (y pensante) junto a Patricia Conde del espacio de humor por excelencia de la tarde durante casi cinco años, decía adiós al programa y a la cadena, al menos por el momento.

El humorista afrontará ahora (o cuando a él le venga en gana, que se lo ha ganado) el decidir a dónde va a hora y a hacer qué.

Ángel Martín se despide de 'SLQH'

Resuelto el shock inicial, porque al fin y al cabo siempre es chocante que desaparezca alguien que te gusta, al que te has acostumbrado a ver y que se va de un sitio que continua sin él lo que siempre puede hacerse complicado para los que se quedan y para los que seguiremos viendo el programa a pesar de su marcha.

Lo cierto es que abandona el barco en un momento de bajón para el programa, cuando a los que lo vemos con asiduidad nos da la sensación de que empieza a flojear (no me entendáis mal, sigue teniendo chispa y las incorporaciones como la de Dani Mateo o más esporádicas como Ricardo Castella le han dado un buen empuje al programa, pero se le diluye un tanto el ingenio que le dio fama), lo que tal vez podría haber impregnado también de apatía al propio Ángel suponiendo su marcha. O su dejadez sea lo que esté provocando el decaimiento del programa. Es una carretera de doble sentido, que se discernirá con el tiempo y la evolución de ‘SLQH’ sin él.

En cualquier caso y razón real de escribir esta entrada aunque a estas alturas de líneas escritas no lo parezca, sirva este momento para mandarle un homenaje sentido a su trayectoria dentro de este buenísimo programa. Él fue el precursor junto con sus compañeros de que la telebasura tenga hoy en día un cerco de caza por parte de un sector cada vez más grande, cuando en su día su presencia depredadora en la estepa televisiva estaba poniendo en peligro la continuidad de la cadena trófica en las ondas y lo hicieron con gracia, poniéndole buen humor a la crítica más sátira y punzante, que como dice el dicho, es como las verdades más duelen, cuando son directas y te las dicen a la cara.

La prueba de que lo estaban haciendo bien, es que después de su paso asolador como si el caballo de Atila fueran, al mundo amarillo de la prensa nacional, al semillero de televisión ponzoñosa que se estaban convirtiendo algunas cadenas, se les pusieron los pelos de punta y las garras afilados ante todo aquello que oliera a estos chicos. Se llevaron todas las denuncias judiciales habidas y por haber, le cercaron a él personalmente, personificando en este ‘pequeñito’ al Belcebú de todas sus pesadillas monopolistas, como si fuera el David que viniera a desvelar los sueños de esos Goliats de corbata y despacho en las alturas.

No nos engañemos, que tampoco estamos ante un titán de la lucha mediática, no olvidemos que su oficio, el de verdad, era hacer humor y lo hacía bien por eso nos da pena que se marche, aunque el tiempo nos dirá si a donde caiga le vendrá bien su presencia. Por el momento, le vamos a poder ver en ‘El Club de la Comedia’ volviendo a sus orígenes de monologuista y hasta que le encontremos otra vez en un nuevo proyecto, le dejamos un simple “que te vaya bonito, Ángel”.

Chisco

desde Granada



¿Quiéres saber más de mí?
Todas mis entradas    |    Ficha de autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *